viernes, 28 de mayo de 2010

Y ahora, Reforma Laboral


Ya hemos hablado de los difícil que ha sido sacar adelante el decreto para reducir el déficit (Responsabilidad política) aún teniendo a todo el mundo mirándonos. Ahora voy con una reflexión rápida para la semana entrante:
El lunes al anochecer vence el (último) plazo dado por Zapatero para llegar a un acuerdo para la Reforma Laboral. Si hay acuerdo (lo dudo) no digo nada, pero si no lo hay... viviremos un deja vú.
Si no hay acuerdo, presumible mente, Zapatero tomará exactamente la misma via que ha tomado con la reducción del déficit: decreto. Y la misma vía implica la misma consecuencia: convalidar en el Congreso.
Y ahí está el pastel, partiendo de que la Reforma Laboral sea tan dura como debe ser CiU lo tendrá muy difícil para abstenerse de nuevo (recordad: hay elecciones en Noviembre y una cosa es tener Sentido de Estado, la otra es suicidarse políticamente desde la oposición / ser idiota) y del resto de fuerzas políticas no podemos esperar más que lo de hoy (el coste político de lo de hoy es irrisorio comparado con el que tendría esa Reforma).
De modo que la Reforma por decreto no saldrá a menos que el PP se emborrache el día de la votación o toda la oposición (en un milagro) votase a favor dejando al PP solo (haciendo, entonces, el ridículo). Comprenderéis que ambas opciones son bastante imposibles de ver (lo del PP borracho no, en parte).
Así pues, soys Zapatero, llega el lunes por la noche y no hay acuerdo. Hay que sacar la Reforma, pero sabes que no la podrás sacar adelante de ningún modo. Solo hay una cosa peor que el harakiri político, y es hacerlo para nada (ie: perder la votación). De modo que podrían pasar dos cosas:
  • No hay acuerdo, no hay Reforma. (Puestos a no lograr pasarla, al menos no comerse el marrón).
  • No hay acuerdo, Reforma descafeinada en plan parche.
Con la segunda si se cuela algo de cafeína hay huelga general, igual pasaría si se lograse aprobar por decreto. Así que, a menos que haya políticos realmente responsables en la oposición (aparte de Duran i Lleida) o, sintiéndolo mucho, no habrá Reforma del Mercado Laboral.
Update 28/05/2010: Roger, ¡por una vez!, se muestra algo optimista con la Reforma Laboral su punto de vista es interesante sobre porque CiU podría apoyar la Reforma Laboral y asumir su coste.